Albañiles Almería

Albañilería Almería

Albañiles en Almería

En Garfusa contamos con un completo grupo de profesionales, especializados en todos los aspectos de una reforma. Por esta razón te ofrecemos en nuestras reformas de albañilería un equipo personal altamente cualificado y con mcuhos años de experiencia a sus espaldas.

Trabajos de albañilería y reformas

La albañilería es el arte de construir empleando piedra, ladrillo, cal, yeso, cemento u otros materiales semejantes. Un buen albañil se preocupa por los pequeños detalles y busca realizar un buen trabajo, debido a que los acabados es lo que más se ve en una obra.

Albañil en Almería

Tipos de albañilería

Por lo general, podemos diferenciar tres tipos de trabajos que realiza un albañil, cuya utilización está determinada por el tipo de edificación, necesidad o proyecto.

Albañilería simple

Es la más tradicional y común en pequeños trabajos de reformas y obras menores. Puesto que no posee más elementos que el ladrillo y el mortero, siendo éstos los elementos estructurales encargados de resistir todas las cargas que afecten la construcción.

Albañilería armada

Inicialmente se utiliza acero como refuerzo en los muros que se construyen. Principalmente, estos refuerzos consisten en refuerzos verticales y refuerzos horizontales que van empotrados en los cimientos o en los pilares de la construcción.

Albañilería reforzada

Son trabajos  con elementos de refuerzo horizontales y verticales, cuya función es mejorar la durabilidad del conjunto. Además, fortalece todo lo que sea construido con este material y previene posibles accidentes.

¿Qué trabajos realiza un albañil?

Los albañiles realizan trabajos relacionados con la construcción, suelen llevar a cabo reformas y multitud de tareas. Algunos de los trabajos más notables de un albañil son:

  • Construir un muro exterior de ladrillo, piedra o bloques de cemento
  • Colocar cargaderos y cercos de madera en puertas y ventanas
  • Revestir cubiertas con tejas, hormigón o cerámica
  • Colocar andamios, alicatar, guarnecer con morteros y pastas
  • Reparar chimeneas
  • Realizar particiones y arcos.
  • Hace fajas y revoques
  • Desescombrar
  • Preparar y colocar hormigón

Es muy recomendable que los albañiles se coordinen con los arquitectos, interioristas u otros profesionales que trabajen en una misma reforma. Por lo que el cliente no tendrá que preocuparse por coordinar a los distintos profesionales que participen en las obras.

Además, en muchas ocasiones el trabajo de estos profesionales depende del de los albañiles. Básicamente, un fontanero o un electricista necesitará que el albañil le deje la pared o el suelo preparados para colocar la instalación.